Publicaciones

del Blog

Aquí podrás encontrar información relacionada a Estética en general. En Arroyo Antiaging buscamos difundir la importancia de los variados tratamientos estéticos y los excelentes resultados y beneficios de su aplicación.

Consultas al

302-0302

Toxina Botulínica (Botox) – Adiós arrugas en 3 días

La toxina botulínica, es una proteína natural purificada que relaja los músculos faciales. Se inyecta en pequeñísimas dosis donde existen arrugas de expresión, como en el entrecejo, frente y patas de gallo, para conseguir la eliminación o atenuación de las mismas y prevenir la aparición de nuevas arrugas.

La toxina botulínica, no es un material de relleno, por lo tanto no elimina las arrugas mediante el aporte de volumen, sino que actúa sobre los músculos de la cara relajándolos y disminuyendo el impacto de las contracciones en la piel. Actúa devolviendo la tersura y luminosidad al rostro, manteniendo una expresión facial natural.  La infiltración de toxina botulínica, es un tratamiento seguro que en EEUU se utiliza desde hace casi 20 años con resultados excepcionales y que no requiere prueba de alergia. Se administran dosis muy pequeñas y no se acumula con los años. Los efectos son siempre temporales y reversibles.

Tratamiento con Toxina Botulínica para las arrugas de expresión

En la consulta y de forma ambulatoria la toxina botulínica se aplica mediante microinyecciones prácticamente indoloras y sin anestesia. Se inyecta superficialmente en las zonas donde hay arrugas faciales de expresión, como en el entrecejo, frente y patas de gallo y en un tiempo muy corto, unos 15 – 25 minutos, dependiendo de las areas a tratar. Una vez finalizado el tratamiento se puede volver a retomar la actividad normal inmediatamente, sin embargo, entre las recomendaciones luego del tratamiento están evitar acostarse y hacer ejercicio durante las siguientes cuatro horas.

Resultados

Los efectos se empiezan a observar normalmente a partir del tercer día y, de forma progresiva, van aumentando y borrando las arrugas poco a poco. El rejuvenecimiento es evidente y la expresión facial queda más relajada, dando una sensación de tener una cara mas descansada, joven y sin arrugas.

Para mantener las arrugas difuminadas y prevenir que aparezcan otras nuevas, se recomienda realizar un tratamiento cada cuatro meses al principio y a partir del segundo año una aplicación cada seis meses

La duración del efecto es aproximadamente seis meses. Los efectos van disminuyendo progresivamente hasta desaparecer completamente.

En Arroyo Antiaging Spa, usamos la combinación de diferentes técnicas produciendo resultados aun mejores y más duraderos porque cada tratamiento actúa de manera diferente y a distinto nivel y se produce una sinergia entre ellos. El tratamiento con toxina botulínica se suele combinar con Mesoterapia PRP (Plasma Rico en Plaquetas), Radiofrecuencia e IPL (Luz Intensa Pulsada), y Peelings suaves restauradores (Peeling de Diamantes), obteniendo como resultado el rejuvenecimiento facial total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *